13 y 14 de julio en San Blas

Hola familias, buenos días,

ahora vuestros chicos y chicas están caminando hacia el Embalse del Arquillo, y yo aprovecho para relatar algunos días.

Sábado 13 de julio: “Nuestro primer día de piscina”:

Para superar el calor, qué mejor que bañitos en la piscina.

A las 10:30 horas nos vino a buscar el bus (a las 11 horas abren la piscina).

En la piscina se lo pasan genial, es un momento para refrescarse, jugar en el agua, hacemos fotos super divertidas, jugar a las cartas, palas, slack (una cuerda de equilibrio que se pone entre dos árboles), y como no, charlar con nuestros nuevos amigos-as.

Comimos un bocata de media barra de bacon con queso, impresionante, de postre, plátano. Y después de comer, les dimos las carteras para que se pudieran comprar, helado, chuches, cada uno lo que quisiera.

Para merendar, bocadillo de mortadela.

A las 18 horas, nos viene a buscar el bus para volver a la residencia. Cuando llegamos, sacar todo de las mochilas, tender, ducha y tiempo libre hasta la hora de la cena.

De cena, huevos rellenos, palitos de cangrejo, empanadillas y croquetas. Después de cenar, lavar dientes, tiempo libre. Y después, la velada. Una velada muy esperada por los veteranos de los campamentos, y a los nuevos, les encantó, “Rommel y Montgomery”. Es un juego de estrategia entre dos equipos de dos generales. Se juega en pleno monte, a oscuras, y cada uno tiene un rol (de más rango a menos rango, e incluso la bomba). Cada uno tiene un rango, y todos se deben poner un mote, el mío era “cuchi cuchi”, lo malo es que me “mataron” muy rápido!!!. Es un juego cooperativo, está genial, y es todo un éxito en nuestros campamentos, además el terreno que tenemos aquí, acompaña.

El juego acabó a las 00:30 horas, y ya a intentar dormir, jeje.

Domingo 14 de julio: “La conquista de las tribus”

El campamento fue dividido en 5 grupos, 5 tribus:

– Friquis

– Latinos

– Góticos

– Chonis

– Hippies

Cada grupo, hizo un cartel de identificación y se tenían que disfrazar…. La mañana fue dedicada a que el grupo se identificara con su rol.

Comimos, judías verdes con patata y de segundo, albóndigas con salsa de champiñón.

Y por la tarde, realizamos el juego: es un juego de ir ocupando barrios/tribus poco a poco. Dentro del grupo hay gente que defiende y gente que ataca, y poco a poco, a base del juego típico de “piedra, papel o tijera” ir ganando terreno a los demás. La verdad es que se metieron en el papel y fue un juego muy divertido. Es un juego cooperativo y de utilizar bien tu estrategia.

Después de este juego, merienda (fruta), tiempo libre, y llamadas a las familias. Las llamadas fueron bien (os mareamos mucho), alguno se emocionó, pero es normal. Los adultos cuando echamos de menos a alguien, también nos emocionamos. Yo creo que es bueno, expresar los sentimientos, no pasa nada por llorar y echar de menos a las personas que quieres, no? (mi opinión personal).

Tras las llamadas, ducha, colocamos tiendas, y a cenar (ensalada variada y de segundo, chorizo, longaniza, panceta, y de postre, yogur).

Ayer, hay que decir que tuvimos charla con ellos. Estamos de campamentos, pero deben cumplir unas normas y no sobrepasar límites. Deben respetar a los demás y respetar el material. Así, entre todos decidimos que ayer se quedaran sin velada, y así, comenzar de “0” respecto a esas normas. Seguro que vamos a mejor. También les vino bien coger fuerzas para “dar todo en la excursión”. Los monitores aprovechamos ayer, para ir por las habitaciones y hacerles bromas cuando están dormidos, son geniales!!! Cómo hablan!!!!!!!!! jejeje. A ellos les encanta que vayamos por la noches, al día siguiente contándolo, se sorprenden de las cosas que hacen o dicen cuando están dormiditos.

Bueno familias, espero que vosotros estéis disfrutando también de los campamentos.

Gracias y un abrazo.

Pincha AQUÍ para ver fotos

 

Comments (2)

Deja un comentario